El profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, Antonio López Farré, es el coordinador del libro “Los genes de la alimentación y el deporte”. Una investigación sobre cómo relacionar nutrición, salud y genética, con la que se podrán prevenir enfermedades y descubrir nuevas vías de utilización de los alimentos.

Además de ser profesor en la Universidad Complutense de Madrid, López Farré trabaja en el proyecto GenObIA (Genética, Obesidad e Inteligencia Artificial) de la Comunidad de Madrid. En él, se utiliza la inteligencia artificial para la predicción del riesgo de obesidad y sobrepeso. En la actualidad, se encuentran en la fase final de este estudio genético del metabolismo, mediante el cual los diferentes nutrientes de la dieta y de la genética del ejercicio físico, se intentan predecir, a través del desarrollo de algoritmos, el riesgo de desarrollar sobrepeso y sus comorbilidades.

Estos temas sobre la prevención del sobrepeso y la enseñanza de la nutrición están reunidos en el libro “Los genes de la alimentación y el deporte”, con el que quiere trasmitir al resto de la población los avances científicos que se están llevando a cabo en esta materia.

López Farré reconoce que “aún queda mucho camino por recorrer para que la alimentación se base solo en la genética. Nunca debería ser así, ya que existen otros factores como el ejercicio físico que influyen en la alimentación de cada persona”.

Además, el profesor alerta de que no toda la información que un usuario puede encontrar en las páginas web es científicamente correcta: «Lo que debe hacer nuestro país es potenciar a los profesionales de la nutrición».

En la publicación, se abordan todas las investigaciones y avances que se han conseguido con la nutrigenética, que es el estudio de cómo a través de los genes conocemos el metabolismo que cada persona tiene sobre los nutrientes y la dieta. López Farré reconoce que “aún está en proceso de desarrollar una mayor investigación” y que “con la biología molecular y la genética aprendemos cómo a nivel celular y molecular trabajan los nutrientes de la dieta. Podemos abrir nuevas vías de utilización de los alimentos en la prevención de enfermedades».

Para adquirir el libro, pinche aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here