El pasado miércoles, 28 de abril, se celebró el Día de la Educación Física en la Calle (#DEFC2021). Participaron más de 208.000 alumnos y 1.030 colegios en España. Las actividades fueron presenciales. El Consejo COLEF fue parte activa.

Este año, además, se multiplicaron las ubicaciones de las actividades por la situación de pandemia, por lo que también el alumnado hizo visible esta asignatura en los centros escolares y en sus casas.

En la pasada edición, el Día de la Educación Física en la Calle tuvo que cambiar la C de Calle por la C de Casa, convirtiéndose así en el mayor evento educativo del confinamiento en nuestro país. Aquellas cifras inalcanzables por el boom digital que se produjo mientras estábamos en nuestras casas en marzo y abril del pasado año, plantearon que el reto de este 2021 debía ser superar las cifras de 2019, edición en la que participaron 570 centros educativos y más de 73.500 alumnos.

Este año, se ha superado con creces, gracias a la adhesión de más de 1.030 centros educativos, con más de 208.000 alumnos de todas las Comunidades Autónomas. Incluso se han sumado varios centros del extranjero.

La iniciativa, en la que el Consejo COLEF es parte activa, comenzó en 2011 en la localidad asturiana de Laviana, impulsada por el educador físico deportivo Fran Flórez. Para conmemorar este día se reivindica que se tomen medidas para que se implementen las recomendaciones de la UNESCO sobre la Educación Física de Calidad en nuestro país.

En esta ocasión, las reivindicaciones están ligadas al «Manifiesto por una Educación Física de Calidad en el desarrollo reglamentario de la LOMLOE«, al que se puede adherir cualquier entidad o persona interesada, y que solicita lo siguiente:

– Que se alcancen al menos tres horas semanales de Educación Física escolar en todas las etapas educativas, como medida equitativa e inclusiva para la alfabetización motriz y la disminución de la inactividad física y el sedentarismo.

– Que se introduzca la materia de Educación Física en los Ciclos de Formación Profesional de Grado Básico y Medio, como una medida necesaria para atender a sus derechos fundamentales, promover su salud y prevenir futuros riesgos derivados de las ocupaciones laborales en las que se están formando.

– Que en 2º de Bachillerato se incorpore la Educación Física como materia obligatoria con el fin de frenar la tasa de abandono de la práctica físico-deportiva en esta etapa, así como por la cada vez mayor orientación del alumnado hacia titulaciones de FP y universitarias de la educación física, la actividad física y el deporte, o que integran contenidos relacionados.

– Que los elementos curriculares que se establezcan en la normativa de desarrollo de la LOMLOE sean actualizados, consensuados y den orientaciones claras a todo el personal docente de la materia de Educación Física.

– Que el personal docente de la materia tenga las competencias, la formación inicial y el desarrollo profesional continuo apropiados para el desarrollo cabal y la seguridad de todas las personas a su cargo (UNESCO, 2015). En Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional debe ser requisito obligatorio para el ejercicio de la docencia de Educación Física la titulación universitaria en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

La organización del evento ha contado con la colaboración de las Consejerías de Educación de las diferentes comunidades autónomas, así como de los ayuntamientos de cientos de municipios.