El municipio madrileño de Fuenlabrada está desarrollando una serie de actividades físicas para mayores. Hay un total de 151 personas de la tercera edad inscritas que realizan: natación, gimnasia en los parques o caminatas saludables.

La concejala de Mayores del Ayuntamiento de Fuenlabrada, Ana Pérez, señaló “la necesidad de disponer de actividades físicas y de socialización por parte del colectivo. Nuestros mayores necesitan realizar actividad física y volver a reunirse, aprovechando que hay actividades que se pueden realizar al aire libre”.

Los mayores tienen tres opciones: natación, donde se han inscrito 59 personas, gimnasia en los parques y caminatas saludables, a las que se han apuntado 67.

Esta última se realizará durante el mes de julio y consiste en realizar marchas de una hora de duración, dos o tres días a la semana, por distintas zonas limítrofes de la ciudad.
Esta actividad ofrece dos puntos de salida: el parque de Loranca y el de Los Estados y se realiza con un número reducido de mayores en cada uno de los grupos.

La gimnasia se desarrolla en los parques de Loranca y el Olivar en grupos reducidos. La actividad tiene una duración de 45 minutos y se realiza dos días en semana.

PREMIO COMO CIUDAD MÁS BIKEFRIENDLY

Fuenlabrada ha sido galardonada con uno de los accésit de los Premios Bikefriendly. El municipio ha conseguido la primera posición de la Comunidad de Madrid y el 3º puesto en la categoría Bicieconomía por su proyecto “En bici al trabajo”.

Este plan intenta ofrecer una solución innovadora y sostenible para que las personas utilicen la bicicleta en su día a día para llegar a los medios de transporte público, ya sea las estaciones de tren, metro o autobuses.

El objetivo principal es reducir el impacto medioambiental de las emisiones contaminantes, aumentar la calidad del aire y, por último, fomentar la economía en las actividades relacionadas con este medio de transporte.

Felipe Pinel, el concejal de Medio Ambiente, recogió el premio otorgado por la Red de Ciudades por la Bicicleta. El concejal explicó que “contempla una reordenación y distribución del espacio urbano con la creación de itinerarios ciclistas seguros que conecten los distintos barrios con estos núcleos de transporte. También recoge la implantación de medidas para fomentar el uso de la bicicleta por parte de los escolares al dirigirse a sus colegios y por el resto de la población durante sus quehaceres diarios”.