El Trail Ribeira Sacra se celebró el pasado domingo, 9 de octubre, en la localidad gallega de Nogueira de Ramuín (Ourense). Participaron 360 participantes que estrenaron un nuevo recorrido de 48 kilómetros y 3.450 metros positivos.

Un trazado discurrió por algunos de los lugares más pintorescos de Nogueira de Ramuín como el Parador de Santo Estevo, el Castro de Moura o los Miradores da Lampa, y que invita al silencio y a la contemplación del paisaje otoñal con sus tonos amarillos y ocres, a pesar de encontrarlo más seco de lo habitual por la ausencia de lluvia este año en Galicia.

El cambio de recorrido mostró la dureza y la exigencia del inconmensurable Cañón del Sil, amable y acogedora por momentos, enigmática y magnánima partes iguales, de ahí que los tiempos previstos por la organización fuera más lentos y tan solo cuatro corredores bajaran de las seis horas. Entre ellos, Fernando Arca que lideró en todo momento la carrera y no vio peligrar su cuarta victoria en el Trail Ribeira Sacra.

El veterano corredor de Caldas de Reis (Pontevedra) completó el recorrido en 5:38:42, ganando por cuarta vez en Luintra. Le acompañaron en el podio José Manuel Gil, con 5:43:16, y el ourensano Marcos Antonio Pascual, con 5:43:36, segundo y tercero respectivamente.

En cuanto al podio femenino, fue también la corredora gallega María Fabeiro, con 7:35:31, la primera en entrar en la meta situada en la plaza de Luintra en el Concello ourensano de Nogueira de Ramuín. La segunda fue Loreto Rodríguez, con 7:53:28, y la tercera Beatriz Rodríguez Perez, con 8:10:31.

El Trail Ribeira Sacra volvió a celebrar su clásico post-carrera donde todos los participantes, acompañantes y público en general pudieron degustar productos de la tierra, gracias al reconocido cocinero ourensano Paco Gómez, que ofreció a los asistentes pulpo a la gallega, fabada vegana, empanada y otros platos.