El alpinista y científico madrileño Juan García Arriaza afronta un nuevo reto montañero. El pasado lunes, 25 de julio, partió hacia Bolivia, con el objetivo de ascender al Sajama (6.542 metros), la montaña más alta de este país andino.

Su ascensión se engloba dentro de un nuevo desafío denominado “Cimas de América”, donde el fuenlabreño García Arriaza pretende escalar la montaña más alta de cada país del continente americano. En los años previos ha ido ascendiendo con éxito las montañas más altas de Argentina (Aconcagua, 6.962m), Chile (Ojos del Salado, 6.893m), Ecuador (Chimborazo, 6.310m), Guatemala (Tajumulco, 4.222m), México (Orizaba, 5.636m) y Estados Unidos (McKinley, 6.194m).

Este nuevo reto es continuación de los desafíos “Gigantes de Fuego” y “Reto 7 Cumbres Solidarias”, que implican la ascensión del volcán y la montaña más alta de cada continente, respectivamente, y que ha venido desarrollando en los años anteriores. En espera de poder obtener financiación suficiente para escalar el ansiado Everest y completar el “Reto 7 Cumbres Solidarias”, García Arriaza parte en esta ocasión hacia un nuevo objetivo.

El Sajama es un imponente volcán que forma parte de la llamada Cordillera Occidental de los Andes y se sitúa en el Parque Nacional Sajama, al oeste de Bolivia, en el departamento de Oruro, cerca de la frontera con Chile. Es un volcán inactivo que se eleva solitario y majestuoso más de 2.000 metros sobre el altiplano andino, siendo una de las montañas más bellas de la región.

En primer lugar, volará hacia La Paz, la capital política de Bolivia, situada a unos 256 km del Sajama, donde pasará dos días que servirán para ir iniciando la aclimatación progresiva a la altura, pues la altitud media de la ciudad es de 3.650 metros.

Posteriormente, viajará hasta el pueblo Sajama, situado en las faldas del volcán del mismo nombre, a 4.258 metros de altura, y que será el punto de partida de esta aventura, una expedición que durará alrededor de dos semanas. Antes de tratar de ascender el Sajama, intentará la ascensión de dos montañas de más de 6.000 metros, como parte de su plan de aclimatación: el Acotango (6.052 metros) y el Parinacota (6.319 metros). La ascensión de ambos volcanes, situados en los alrededores del Sajama, se realizará en largas jornadas de un día partiendo desde el pueblo de Sajama y serán importantes para ir acostumbrándose progresivamente a la altura.

Una vez finalizado el plan de aclimatación, afrontará la ascensión del imponente Sajama por la ruta de la arista noroeste. Inicialmente se establecerá un campamento base en la base de la montaña, a unos 4.800 metros, para posteriormente ir ascendiendo progresivamente sobre las laderas del volcán hasta los 5.700 metros donde se establecerá el Campo 1, en una pequeña arista rocosa justo antes del inicio del glaciar permanente que cubre la parte superior de la montaña.

Desde este Campo 1 se afronta la ascensión a la cima del Sajama, en una larga jornada de unas siete horas donde se superan unos 850 metros de desnivel, y que supondrá un reto de gran dificultad y dureza, tanto física, como psicológica. La gran altura, la sequedad y aridez de la región, las bajas temperaturas y fuertes vientos, así como la gran inclinación del terreno, supondrán serios obstáculos para llegar a lo más alto. Superar dichas dificultades será un desafío mayúsculo, y la recompensa será el disfrute de un paisaje espectacular desde la cumbre de este imponente volcán.

De forma adicional, tal y como viene realizando en todas sus expediciones, Juan realizará una obra solidaria en el pueblo Sajama, en las faldas del volcán Sajama, donde visitará una pequeña escuela para repartir material escolar entre los niños del lugar.

La expedición al Sajama cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Fuenlabrada y el aval de la Sociedad Geográfica Española.