El máximo responsable del deporte en España se extendió en la estrecha relación que tiene con el Comité Paralímpico Español: “Hay una colaboración muy estrecha con el Comité y con su presidente, Miguel Carballeda, que nos tiran de las orejas cada día, nos recuerdan cada día ese esfuerzo que hemos de hacer para que el deporte no sea una barrera, sino al contrario, una pasarela para esa integración de todas las personas y, por lo tanto, que las personas con discapacidad también tengan un acceso lo más normal, lo más fluido al deporte”, indicó.

En este sentido, aseguró que el Gobierno va a dedicar “más recursos” a trabajar con los deportistas paralímpicos ante la “cita ineludible” de los Juegos de París 2024. Además, Iceta destacó, a propósito del 30º aniversario de los Juegos de Barcelona’92, que entonces España logró 22 medallas olímpicas y, algo que no se recuerda tanto, 107 metales paralímpicos.

“Nuestro deporte paralímpico está en un primerísimo nivel mundial y en eso hay que agradecer también a los que se lo jugaron desde el principio, el papel que ha tenido la ONCE y la Fundación ONCE, además del Comité Paralímpico”, comentó. A este respecto, subrayó: “Nos vamos a volcar”.

Por otro lado, Iceta apuntó que el Gobierno trabaja en la integración de deportistas con discapacidad en federaciones españolas de determinados deportes en lugar de que estén en federaciones polideportivas de personas con discapacidad, con el fin de que “no haya una separación entre el olímpico y el paralímpico” y “que haya cada vez una mayor integración para que no pueda haber ese sentimiento de que el deporte es sólo para quienes no tienen ningún tipo de capacidad peculiar”.

“Afortunadamente, ya nadie dice disminuido, ya nadie dice discapacitado. Hablamos de personas con discapacidad y todavía mejor, personas con capacidades distintas, que nos están demostrando que también se puede llegar más lejos, más rápido y más alto siendo una persona que, por razones de la vida o por accidente o por nacimiento, es distinta a otra, pero precisamente por eso ha desarrollado un espíritu deportivo y competitivo muy peculiar y muy grande”, explicó.

“Siempre he dicho que uno siente emoción cuando ve deportes, pero la emoción que yo sentí cuando vi el primer partido de baloncesto en silla de ruedas y ver cómo se levantaban los atletas cuando caían, parece que los mueva un resorte que parezca que tienen una fuerza que no te la imaginas, que no la percibías, que no la imaginabas y es así”, agregó.

A este respecto, animó a la sociedad a seguir deportes practicados por personas con discapacidad. “Vamos a dedicar todos los fondos que seamos capaces de movilizar para que nuestros atletas y nuestras atletas paralímpicas lleguen a la cita de París en la mejor condición posible”, concluyó el ministro Iceta.