Este fin de semana se celebra la 15ª L’Olla de Núria. El evento, organizado por la Unió Excursionista de VIC y Vall de Nùria, apostará por ser sostenible y seguir mejorando la relación con el entorno frágil que le acoge, ”La Vall de Núria”, en el Pirineo de Girona.

Con esa filosofía, basada en el fomento del respecto por la montaña, L’Olla de Núria incluye en cada edición medidas que reduzcan el impacto y aumente la sensibilización con el medio. En 2021 se logró el reto de suprimir los envases de plástico por el agua en vidrio, además de ser obligatorio para los participantes llevar su propio recipiente. También se hizo una recogida selectiva de los residuos con la colocación de contenedores para los diferentes tipos envases y el picnic de corredores y organización fue a la fracción orgánica.

Este año van más allá y tienen como objetivos reducir la totalidad de los envases plásticos desechables sustituyendo todas las bebidas azucaradas por envases retornables; eliminar los tetrabricks de zumos de frutas por fruta fresca cortada; poner un punto único de recogida de basura donde ya no estará la fracción de desecho, solo la orgánica, la reciclable y la retornable.

Otra de las medidas que llevaba implantada desde hace tiempo es el uso de material de marcaje reutilizable. Este año se inicia, además, una prueba piloto con el uso de cinta de marcaje textil reutilizable en diferentes tramos para ver la viabilidad de cara a 2023.

Las disposiciones por el respeto al medio de L’Olla de Núria también se incluyen en la bolsa del corredor. La camiseta será de un tejido hecho a base de botellas de plástico, concretamente el 85%, y las tintas que se han utilizado son biodegradables.

El programa de la carrera, que se celebra en el municipio de Queralbs, incluye una primera edición de L’ Olla Nocturna el viernes, L’Olla Vertical vertical el sábado, la prueba clásica de 21 kilómetros, y la L’Olla Júnior para las categorías junior e infantiles el domingo.

La organización ha limitado la participación de corredores para evitar una masificación y degradación del entorno por donde transcurre la prueba. Además, ha invitado a atletas y público a contribuir al mantenimiento del equilibrio natural de los paisajes, por lo cual queda prohibido usar atajos fuera de los caminos y senderos marcados, y es obligatoria la correcta gestión de los residuos en los espacios habilitados.