La Comisión Sectorial del Deporte se reunió el pasado jueves, 24 de marzo, en la sede del Consejo Superior de Deportes para abordar el reparto entre las Comunidades Autónomas de una nueva partida de nueve millones de euros de los fondos europeos. Se destinarán a la implementación de un Plan de Prescripción de Actividad y Ejercicio Físico.

El objetivo de esta inversión es que las comunidades desarrollen e implementen un plan de promoción de la actividad física y el deporte para la salud (AFBS) a través de herramientas digitales, dirigidas a mejorar la accesibilidad y eficacia de los sistemas deportivos y de salud, además de intensificar la formación de los profesionales involucrados.

Dada la implicación entre deporte, salud y tecnología, esta ayuda se enmarca en el denominado Plan de Digitalización del Sector Deporte, uno de los tres ejes del Componente 26 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, dirigido al fomento del sector deportivo, y al que se han destinado 300 millones de euros hasta 2023.

El presidente del CSD, José Manuel Franco, explicó que “el papel de todas las administraciones públicas debe ser potenciar el deporte como elemento esencial de la salud física y mental de la ciudadanía y, en esta misión, la tecnología y las herramientas digitales son esenciales. El deporte no puede quedarse al margen del proceso de digitalización estructural; al contrario, debe ser punta de lanza en un momento de transformación e innovación sin precedentes”.

El secretario de Estado para el Deporte subrayó, además, el papel de las Comunidades Autónomas, cuya “coordinación territorial e involucración están siendo fundamentales para conseguir la máxima efectividad en la ejecución de los fondos europeos y, por tanto, en la modernización definitiva del deporte nacional”.

La territorialización de estos fondos está sujeta a una serie de criterios, aprobados en la Comisión Sectorial. En primer lugar, se tiene en cuenta la cohesión territorial; de esta forma se establece un fijo de 100.000 euros para cada Comunidad Autónoma. En segundo lugar, están los criterios ligados al territorio. Se tendrá en cuenta el porcentaje de población de cada comunidad en relación con el conjunto de España, el número de municipios, la insularidad, pertenecer a la llamada “España Despoblada” y el número de centros de salud o consultorios locales.

Por último, como criterios ligados a la ejecución del proyecto, figuran el porcentaje de educadores físicos y deportivos, el personal sanitario involucrado en el proyecto, el número de municipios participantes y el número de personas (inactivas o con patologías) que participe en estos programas.

En la Comisión Sectorial se informó también del reparto de 26 millones de euros para la transición ecológica de las instalaciones deportivas, que, sumados a los 49 millones territorializados para este mismo fin durante 2021, alcanzan los 75 millones de inversión en dos años, tal como se aprobó en la Conferencia Sectorial del Deporte del pasado 8 de noviembre.

El objetivo, en el marco del denominado Plan de Transición Ecológica (otro de los ejes del proyecto de Deporte de los fondos europeos), es modernizar las infraestructuras de los centros de alto rendimiento deportivo y la Red de Centros existente en las comunidades autónomas, mediante la sustitución de las energías actuales que emplean en su funcionamiento por otras con menores emisiones contaminante o la renovación de equipos para la obtención del máximo rendimiento energético de cada uno de los sistemas de los que disponen.

Con las nuevas inversiones pertenecientes a las partidas de digitalización del deporte y de modernización de las instalaciones deportivas, en este primer trimestre de 2022 ya se han territorializado entre las Comunidades Autónomas 84 millones de euros. Una cifra que supone casi el 30% de los 300 millones dirigidos al Plan de Fomento del Sector Deporte.