La Asociación Española de Pickleball ha realizado un balance muy positivo del proyecto europeo Erasmus+ Deporte que ha realizado. Con el nombre de “Pick4all”, se trata de una iniciativa totalmente inclusiva que ha acercado este deporte en Europa.

Roberto Pérez, presidente de la Asociación, señaló que “si hacemos una valoración global del proyecto Erasmus Plus y en el que ha participado activamente nuestra asociación, desde el liderazgo, la coordinación hasta su desarrollo, podemos estar muy satisfechos con los resultados obtenidos. Es el primero de estas características en el que se da a conocer este nuevo deporte poniendo el foco en su alto valor inclusivo y de promoción de los hábitos saludables a través del deporte, independientemente del marco social o las características políticas, culturales o económicas del país en el que se desarrolle”.

El proyecto tenía como principal objetivo dar a conocer e implementar el pickleball en distintos países europeos, como Bélgica, Bulgaria e Italia. Para ello, desde el 1 de enero de 2021 y hasta finales de junio de 2022, se han llevado varios eventos y talleres deportivos para diferentes categorías de personas destinatarias de estos países.

Marc Declercq, vicepresidente de la Asociación Española de Pickleball, explicó que “Pick4all se fundamenta en el intercambio de buenas prácticas y de casos de éxito de las actividades, programas y proyectos que ya hemos desarrollado en nuestro país como, por ejemplo, el open internacional de septiembre o el evento europeo de inclusión de diciembre, que han servido de orientación a los socios como punto de referencia para establecer las líneas de acción para promover el conocimiento y la práctica del Pickleball en sus respectivos países. Gracias a las sesiones prácticas con diferentes colectivos (niños, adultos, profesores de educación física, personas con discapacidad intelectual o física, colectivos minoritarios y agentes sociales encargados de promover el deporte en sus países), los miembros de la asociación española han aportado su experiencia y han podido dar las orientaciones necesarias para que puedan enseñarlo en cualquier entorno y con cualquier colectivo”.

Al finalizar el proyecto se espera que todos los socios puedan a su vez difundir y transferir el deporte en sus propios entornos sociales y deportivos creando una red europea que irá creciendo con el tiempo.

Pérez indicó que “esperamos que nuestros socios se hayan dado cuenta del gran potencial de este deporte y que, con las experiencias obtenidas en el desarrollo de las jornadas de trabajo, tengan las herramientas necesarias para darle continuidad e ir consiguiendo poco a poco el mismo nivel de crecimiento y desarrollo que existen en nuestro país, donde nuestra asociación es un referente en Europa y pionera en el mundo en este tipo de proyecto que apoya y financia la unión europea”.

Esta iniciativa es probablemente la primera de muchos más, ya que recientemente se ha presentado una nueva propuesta por parte de uno de los socios búlgaros, pero esta vez enfocado en analizar de qué manera el pickleball puede aportar soluciones a las personas con problemas de salud mental.

Declercq concluye que “ahora nuestro objetivo es continuar dando el apoyo a nuestros socios y seguir contando con confianza de la Unión Europea para que podamos seguir desarrollando este tipo de proyectos al que esperamos se vayan sumando más países en aras de conseguir que este nuevo deporte, con alto valor inclusivo, se desarrolle por todo nuestro continente”.