La UGR recuerda la importancia de los hábitos saludables

La Universidad de Granada participa en la iniciativa "Un mensaje saludable por un objetivo común". Recuerda la importancia de los hábitos saludables para la prevención de enfermedades.

Jonatan Ruiz Ruiz, profesor titular de Actividad Física y Salud del Departamento de Educación Física y Deportiva de la UGR, explica el impacto del ejercicio, la nutrición y su interacción con el medio ambiente en la prevención y el tratamiento de las enfermedades crónicas no transmisibles más prevalentes del siglo XXI, como la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Codirector del grupo de investigación PROFITH CTS977 y director científico de la Unidad Científica de Excelencia en Ejercicio, Nutrición y Salud, el Dr. Ruiz y su equipo llevan muchos años trabajando en demostrar los beneficios de la práctica regular de actividad física y la nutrición en todas las etapas de la vida, desde el embarazo, pasando por los niños en edad preescolar (tres a cinco años) y escolar (seis-18 años), así como en adultos y mayores, y en situaciones de relevancia social como la actual pandemia COVID.

Sus estudios han puesto de manifiesto cómo las mamás que hacen ejercicio durante el embarazo tienen menor riesgo de desarrollar diabetes gestacional y de ganar más peso del recomendado durante el embarazo, reduciendo el riesgo de desarrollar obesidad y enfermedades cardiovasculares años más tarde. Además, aquellas que fueron activas durante la gestación tienen menor riesgo de tener un parto por cesárea y tienen niños más sanos que sus compañeras que optaron por llevar un estilo de vida sedentario.

Han demostrado también que los pequeños de entre tres y cinco años que son más activos tienen menor masa grasa y presentan mejores niveles de condición física que sus compañeros que son menos activos. En el caso de los escolares de seis a 12 años, alcanzar las recomendaciones de actividad física (60 minutos al día de actividad física de intensidad moderada-vigorosa) reduce el riesgo de desarrollar obesidad a estas edades, así como años más tarde. Igualmente, aquellos que alcanzan las recomendaciones presentan unos niveles de lípidos sanguíneos más saludables, así como una presión arterial dentro de los niveles cardiosaludables.

Estudios recientes señalan igualmente que realizar actividad física y tener un buen nivel de forma física en la edad escolar se asocia positivamente al desarrollo de estructuras del cerebro, así como a la función cognitiva y el rendimiento académico. La actividad física puede incluso contrarrestar la predisposición genética a desarrollar enfermedades, tales como la obesidad o la hipertensión.

El grupo de investigación PROFITH, por su parte, ha puesto en valor la importancia para la salud del desplazamiento activo, esto es, ir al colegio o al trabajo andando o en bicicleta, y, en la edad adulta, tener un buen nivel de forma física reduce el riesgo de mortalidad y de tener una pensión temprana por enfermedad severa crónica.

Estas recomendaciones forman parte de la campaña del mes de octubre de la segunda edición de la iniciativa “Un mensaje saludable por un objetivo común”. La UGR forma parte de la Red Española de Universidades Promotoras de Salud.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS