El Gobierno Vasco ha puesto en marcha una campaña para fomentar la actividad física en personas con patologías crónicas. Los pacientes realizarán ejercicios y rutinas saludables.

Bajo el lema de “Mugiment Txorierri”, esta iniciativa está enmarcada en el proyecto del “Mugiment” y en el programa de receta deportiva de Osakidetza. Contará con la participación de todos los municipios que conforman la mancomunidad del Txorierri, los de Derio, Larrabetzu, Lezama, Loiu, Sondika y Zamudio.

Este programa va a prescribir actividad física en función de las patologías y la edad. Posteriormente, los agentes deportivos adecuarán las actividades a cada paciente utilizando aquellas que se ofertan en cada municipio.

De los centros de salud que integran los municipios de la mancomunidad pertenecientes a la OSI Uribe de Osakidetza, 12 médicos de familia seleccionarán durante el mes de febrero, de forma progresiva, a 12 pacientes cada uno. El perfil serán mujeres de mayores de 55 años y hombres mayores de 45 años, a quienes se les realizará una valoración completa de su salud.

Aquellos pacientes a los que les detecten, al menos, dos factores de riesgo asociados a enfermedades cardiovasculares, como hipertensión, colesterol, exceso de glucosa en sangre u obesidad, serán derivados por el médico de atención primaria a los especialistas en actividad física y salud Mugikon, subvencionado por el Gobierno vasco. Estos serán los responsables de diseñar un plan de trabajo de actividad individualizada para cada paciente.

El plan de actividad incluirá una serie de ejercicios físicos y de rutinas de vida saludable que serán específicamente diseñados para fomentar la actividad en función de la disponibilidad y capacidad física de cada paciente. Además, se nutrirá de la red de servicios deportivos incluidos en los catálogos de cada municipio, fomentando el uso de rutas, excursiones y polideportivos.

Los especialistas en actividad física y salud desarrollarán un conjunto de actividades grupales de orientación y formación con los pacientes. Asimismo, realizarán un seguimiento individualizado durante todo el proceso de cada uno de los participantes.

Una vez finalizada la fase de implementación de “Mugiment Txorierri”, los especialistas derivarán a los pacientes a sus centros de salud correspondientes para que se les realice una valoración sanitaria nuevamente. De este modo, se podrán valorar los beneficios del plan de trabajo completado, que se prevé para finales del mes de mayo.

Los pacientes, en colaboración con sus médicos de cabecera y en función de los resultados obtenidos, diseñarán un plan de hábitos de vida saludable. El objetivo es dar continuidad a los aprendizajes y hábitos adquiridos con el fin de generalizar los resultados observados y mantenerlos en el tiempo, "buscando así su adherencia", según ha explicado la Consejería.
El objetivo del Departamento de Salud es "crear una sociedad más activa en Euskadi, un área prioritaria del Plan de Salud 2013-2020, que recoge entre sus objetivos aumentar las personas que realizan alguna actividad física y rebajar el porcentaje actual de inactividad entre un 10% y un 15%, todo ello en sintonía con la promoción de entornos y estilos de vida saludables de toda la población y mediante la colaboración intersectorial y el trabajo en lo local y en lo comunitario".