Miguel Cardenal (FDJ) y Alfonso Carrascosa (Legalitas) presentaron la campaña “El Deporte Español por la Seguridad en Internet". Concienciará a los jóvenes sobre los peligros de la red.

El acto, conducido por la exjugadora profesional de Baloncesto Amaya Valdemoro, contó con la presencia de jóvenes deportistas de élite que, prestando su imagen para este fin, han sido los protagonistas de esta campaña: Juan Carlos Higuero (Atletismo), Auri Bokesa (Atletismo), Nicolás García Hemme (Taekwondo), Lorenzo Albaladejo (atleta paralímpico), Eugenia Bustabad (Lucha Libre Olímpica), Melany Bergés (atleta paralímpica), Elena López (Gimnasia rítmica) y Lourdes Mohedano (Gimnasia rítmica).

Las nuevas tecnologías ofrecen innumerables instrumentos que facilitan el desarrollo personal, el flujo de información, las comunicaciones y el progreso del conocimiento. Pero, al mismo tiempo, también posibilitan múltiples cauces de agresión a derechos e intereses de los jóvenes, con el añadido de las múltiples posibilidades de ocultación de sus autores. Así, la intimidad y seguridad de los jóvenes o el secreto de sus comunicaciones, pueden ser objeto frecuente de lesión por parte de sujetos que, haciendo uso de falsas identidades, dañan el libre desarrollo de la personalidad de muchos jóvenes causando graves daños en su reputación.

Tener en cuenta unas pautas básicas en el uso de las nuevas tecnologías es algo primordial para evitar, en la medida de lo posible, algunos de los riesgos propios de la sociedad tecnológica en la que vivimos. En este sentido, los deportistas participantes recomendaron diversos mensajes a través de una serie de videos que serán distribuidos por plataformas audiovisuales y redes sociales:

- En redes sociales no aceptes como amigos a personas que no conozcas. Pon siempre en la privacidad de tu perfil, solo conocidos.

- No seas cómplice. Nunca reenvíes contenidos que puedan dañar a otra persona.

- Aprende a respetar a los demás, en internet también.

- Si tienes algún problema con alguien en internet o en las redes sociales, no te calles, habla con tus padres, profesores o amigos.

- Rechaza un correo o un WhatsApp que te haga sentir incómodo o avergonzado, no lo contestes y cuéntalo siempre a tus padres o profesores. Controla tu vida en internet.

- Lo que se escribe en internet, se queda para siempre. No cuelgues nada que no pondrías en el tablón de anuncios de tu colegio.

- La diferencia entre lo que está bien y lo que está mal, en internet, es la misma que en la vida real. Si no lo haces en la vida real, no lo hagas en internet.

Los datos existentes demuestran cómo este tipo de campañas, puestas en marcha por la Fundación Deporte Joven del Consejo Superior de Deportes y la Fundación Legálitas, son cada día más necesarias. Según la encuesta sobre “Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares”, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2014, la proporción de uso de tecnologías de información por la población infantil (de diez a 15 años) es muy elevada: Casi el 94% de los menores utiliza el ordenador y el 92% utiliza Internet. La evolución de estos resultados sugiere que el uso de Internet y, sobre todo, del ordenador, es una práctica mayoritaria en edades anteriores a los diez años. Por su parte, la disposición de teléfono móvil se incrementa significativamente a partir de los diez años hasta alcanzar el 90,3% en la población de 15 años.

Además, en la encuesta sobre “Hábitos de uso y seguridad de internet de menores y jóvenes en España”, publicada por el Ministerio del Interior el pasado mes de junio, se indicaba que casi un 60% de los niños encuestados usa Internet todos los días, siendo la frecuencia de uso más habitual “entre una y dos horas”; en el caso de los mayores de 15 años, el porcentaje de los que usan Internet todos los días se eleva hasta el 83%. El 19% de los menores de 11 años tienen un perfil social, dato que se sitúa en casi la mitad para los niños/as con 12 años y se eleva progresivamente hasta situarse en el 90% en los mayores de 15 años. Además, un tercio de los contactos que tienen los menores en Internet son de personas que no conocen personalmente.

En cuanto al control paterno, sólo un 62% comprueba los sitios web a los que acceden sus hijos y sólo una tercera parte controla el perfil que tienen sus hijos en redes sociales, qué amigos añaden a sus redes sociales, o quiénes forman parte de sus grupos de Whatsapp. Además, el 50% autoriza a los jóvenes a utilizar aplicaciones como Whatsapp, ver vídeos y contenidos, y a navegar por la red sin ningún tipo de supervisión. Sólo el 54% de los progenitores habla con sus hijos acerca de las potenciales consecuencias negativas de navegar en páginas inadecuadas, si bien el 62% comprueba las páginas que visitan los menores. Los padres expresan que su preocupación principal es el contacto de sus hijos con extraños o que desconocidos cometan delitos contra ellos en la red. Sin embargo, la única medida de seguridad adoptada es la instalación de un software para prevenir virus o spams, sin controles parentales o software que bloquee páginas de contenido inadecuado.

Según el estudio de “Demanda y uso de Servicios de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información”, publicado en mayo por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), más de la mitad de las personas de más de 15 años disponía ya de smartphone o teléfono inteligente en el año 2013, lo que en términos absolutos suponen más de 20 millones de individuos. Además, el teléfono móvil se muestra como el dispositivo de acceso a la red con mayor perpetración. El 74,4% de los hogares españoles ya dispone de acceso a la Red, frente al 69,7% del año anterior. En España existen casi 11,9 millones de hogares que tienen acceso a Internet.