El cáncer afectará a 22 millones de personas en los próximos 20 años

La OMS y el IARC elaboraron un informe sobre el futuro de esta enfermedad. En las próximas dos décadas serán diagnosticados 22 millones de casos. Se recomienda la activida física como prevención.

Según las estimaciones de esta investigación, en las próximas dos décadas uno de cada cinco hombres y una de cada seis mujeres desarrollará algún tipo de cáncer antes de los 75 años de edad. Esto implica que en todo el mundo se diagnosticarán 22 millones de casos al año.

En Europa, en el año 2012, a 3,45 millones de personas se les diagnosticó cáncer y se produjeron 1,75 millones de muertes por esta enfermedad, lo que representa tres fallecidos cada minuto. En 28 de los 53 países europeos, el cáncer ha sustituido a las enfermedades cardiovasculares como principal causa de muerte prematura. Además, el envejecimiento exponencial de la población implica que, a menos que se implementen estrategias eficaces de prevención y tratamiento, cada diez segundos una persona fallecería de cáncer.

Actualmente, la carga económica del cáncer, según datos de la ONU, es de 1,16 billones de dólares (859.000 millones de euros) en todo el mundo, lo que lo convierte en la enfermedad que más gasto financiero genera en la economía global. Por ese motivo, es fundamental la prevención, como asegura el informe de la IARC, elaborado por los investigadores Bernard Stewart y Christopher Wild, en colaboración con más de 250 científicos de 40 países.

Respecto a las cifras a nivel mundial, en 2012, se diagnosticaron 14 millones de nuevos casos de cáncer, sobre todo de pulmón, mama y colon. Más del 65% de los casos ocurren en África, Asia y América Central y del Sur, que suman cerca del 70% de las muertes por esta enfermedad, una situación que empeora por la falta de prevención, de detección temprana y de acceso a los distintos tratamientos.

En España, los datos muestran que en 2012 se diagnosticaron 215.534 tumores. El cáncer colorrectal sigue siendo el de mayor incidencia en España, pero que el más mortal es de pulmón. Debido a este tipo de cáncer fallecieron ese año 21.118 personas. Frente a estas cifras están las de supervivencia: Un tercio de todos los cánceres tienen actualmente una supervivencia cinco años por encima del 80%.El cáncer es una enfermedad asociada al envejecimiento. Por eso, en nuestro país, donde una de cada seis personas tiene más de 65 años, los diagnósticos van en aumento. Fueron 196.902 en 2008 y 215.534 en 2012 (un 9,6% más). La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) prevé que sean 227.076 en 2015.

Como medida de prevención, los expertos afirman que es fundamental mantener una vida activa y saludable. Diversos estudios confirman que el sedentarismo y la falta de actividad física diaria elevan el riesgo de padecer cáncer. El doctor Antonio Campos señala “la importancia de practicar ejercicio físico de manera regular. Existen numerosas investigaciones que hablan sobre la influencia de la intensidad y la frecuencia de la actividad física en la aparición de tumores. La población más propensa debería practicar deporte entre tres y cuatro días a la semana con una intensidad media o moderada”.

Rachel Thompson (jefa de interpretación de investigaciones en el World Cáncer Research FunD) destaca que “hacer ejercicio físico de forma regular fortalece el sistema inmune, mantiene los niveles hormonales saludables y el sistema digestivo en buena forma. Todos esos factores pueden ayudar a reducir los riesgos de padecer cáncer”.

En referencia al ahorro sanitario que supondría mantener una vida saludable, un estudio realizado por GE Healthcare sobre el efecto de los malos hábitos concluyó que reducir la inactividad física o el tabaquismo ahorraría miles de millones de euros al año al sistema sanitario a nivel mundial. La investigación afirmaba que 160 millones de dólares del coste del tratamiento del cáncer de colon en todo el mundo pueden atribuirse a un mal hábito: la inactividad. Casi la mitad de todas las muertes relacionadas con el cáncer pueden prevenirse a través de opciones saludables, como son mantener un peso saludable, no fumar, comer bien, estar físicamente activo y someterse a las pruebas de detección recomendadas. Sin embargo, los datos de esta investigación y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que los malos hábitos siguen siendo frecuentes en todos los países.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS