“La prevención cardiovascular ahorraría muchas vidas y dinero”

El presidente de la Sociedad Española de Cardiología, Jose Ramón González-Juanatey, intervino en el programa “Al Límite” (Radio Marca). Afirmó que “la prevención ahorraría vidas y dinero”.

González-Juanatey explicó que “en España hay una serie de problemas fundamentalmente derivados de la crisis económica, que están afectando a todos los ámbitos y también a las áreas sociales y de sanidad. Hay que tener en cuenta que nuestro sistema sanitario público es el mayor logro social, ya que hasta ahora ha garantizado una cierta calidad en la atención a los pacientes. Creo que tiene que seguir ofreciendo calidad y si hay que priorizar, sanidad y educación son las dos áreas principales, tanto en calidad como en el soporte social”.

Durante el Congreso Europea de Cardiología, que se ha celebrado en Barcelona entre los días 30 de agosto y tres de septiembre, se presentó un informe sobre el coste de las enfermedades cardiovasculares. Sobre esta cuestión, el doctor indicó que "la cifra en 2014 asciende a 7.700 millones de euros y está totalmente basado en costes directos, donde la prevención tiene mucho que jugar para disminuir la aparición de estas enfermedades, pero para ello hay que dimensionar el sistema sanitario y social a las necesidades de nuestra sociedad y continuar en esa línea. Estamos hartos de ver cómo se gasta el dinero en cosas innecesarias y en cambio se recorta no tanto en sanidad, pero sí en servicios sociales que también afecta a la cantidad y calidad de vida de las personas".

Este mismo análisis prevé que en el año 2020 el coste de estas enfermedades en España será de 8.800 millones. El presidente de la Sociedad Española de Cardiología explicó que “habrá que adaptar o pensar que estamos gastando recursos en aquellas cosas que no aportan valor, incluso en el área de la sanidad. Hay que intentar destinar los recursos a aquello que sí los hace. También en sanidad se despilfarra, como por ejemplo en consultas o pruebas médicas complementarias. También hay que cambiar la percepción, ya que los ciudadanos creen que tienen que tener el recurso sanitario al lado de su casa, y aunque la accesibilidad sanitaria es necesaria, hay que tener accesibilidad a la calidad y hacer más transparentes los resultados de calidad. Yo no quisiera ir a un hospital al lado de mi casa si tuviese el doble de mortalidad que otro que tengo a 100 kilómetros. Hay que pensar en accesibilidad con calidad y que la gente lo reclame”.

Sobre las medidas llevadas a cabo por las administraciones señaló que “nuestros políticos o gestores se preocupan de lo inmediato, de contentar a la población a corto plazo, pero hay que plantearse si ese recurso que se oferta es necesario y si va a ofrecer la calidad que debe”.

En cuanto a la práctica de hábitos saludables como medida de prevención incidió en  que “no hay ninguna pastilla en la medicina cardiovascular que ofrezca tanto beneficio como el ejercicio regular. Es importante inculcar esta idea en los niños, sobre todo entre los tres y los ocho años que es el tiempo en el que determinamos nuestros hábitos de vida. Es clave el ejercicio y la educación para la salud o la dieta y, además, los niños tienen mucha influencia en su entorno familiar. No existe ninguna edad-barrera para realizar ejercicio, se puede adaptar a la edad, la condición física y hace que concienciarse de que el ejercio hace más que las mejores pastillas, que a veces cuestan mucho dinero, y eso haría que ahorrásemos, no solo en problemas cardiovasculares, si no en otro tipo de enfermedades como el cáncer, en problemas psicológicos como la depresión o en patologías osteo-musculares".

En esta misma línea mantuvo que “si hay un elemento que lleva el resto de la prevención de la mano es el ejercicio, ya que la persona que lo practica se preocupa de su dieta, de abandonar el tabaco, de realizar otro tipo de acciones que van a promover la salud. Por lo tanto, si tuviera que elegir una medida preventiva sería la actividad física regular”.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS