Más de 15.000 participantes en el Movistar Medio Maratón de Madrid

 

El pasado domingo, 8 de abril, se celebró el Movistar Medio Maratón de Madrid, en el que participaron más de 15.000 corredores. Los ganadores fueron los kenianos Naomi Jebet y Ezrah Kiprotich Sang. Colaboró España se Mueve.

La 18ª edición de la carrera más conectada de la historia arrancó a las 8:45 horas y ofreció un gran espectáculo deportivo, en la que corrieron atletas profesionales junto a aficionados de distintos niveles, edades y lugares de procedencia. Uno de los cambios más significativos de esta edición fue el nuevo recorrido, con la meta ubicada cerca de la salida, en el Paseo del Prado, debido al cambio de normativa y ocupación del espacio en el interior del Parque del Retiro. Los kilómetros de bajada continua proporcionaron a los corredores un perfil menos duro y más asequible, manteniéndose la esencia del trayecto a excepción de la meta en el interior del parque.

Participaron deportistas de hasta 70 países diferentes, con un 89% de los corredores españoles y un 11% extranjeros, siendo Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y Estados Unidos los países con mayor número de representantes.

Un 19% de los corredores fueron mujeres, estando a punto de vivirse la celebración de un nuevo récord de la prueba y una mejor marca femenina en suelo madrileño. Naomi Jebet se impuso deteniendo el crono en 1:09:56, solo 16 segundos por encima de la actual mejor marca de esta carrera, en poder de Cynthia Jerotich desde 2014 (1:09:40). La keniana dominó con autoridad a las etíopes Bizunesh Getachew (1:10:32, a solo seis segundos de su mejor marca personal) y Hawi Magersa (1:13:07). Entre las españolas, las tres más rápidas fueron Azucena Díaz (1:13:31), Gema Martín (1:15:18) y Clara Simal (1:16:25). Díaz y Simal ya poseen la marca mínima para participar en la prueba de maratón del próximo Mundial de Atletismo al aire libre, que se celebrará este verano en Berlín.

En la prueba masculina, venció con facilidad el favorito, Ezrah Kiprotich Sang, de Kenia, que firmó un monólogo por las calles de Madrid, corriendo buena parte de la prueba en solitario para finalizar con 1:02:37. Tras él, entraron el marroquí El Hassan Oubaddi (1:03:40) y Samwel Kibiwot (1:03:42). El primer español en atravesar la línea de llegada fue Houssame E. Bennabou (1:06:13), algo cansado tras una dura temporada en la que brilló en el pasado Mundial de Medio Maratón celebrado en Valencia, donde logró su mejor registro personal (1:03:35). Le acompañaron Javier Martínez (1:06:42) y el legendario triatleta, y ganador del Premio Princesa de Asturias de los Deportes en 2016, Javier Gómez Noya (1:07:54).

Quien también hizo vibrar al público en la jornada del domingo fue Martín Fiz (1:16:45), que llegaba a la prueba ligeramente enfermo y que trataba de acumular kilómetros de calidad de cara a su importante cita en el Maratón de Londres (sexta y última prueba de su reto “Fiz Marathon Majors”). Fiz, campeón del mundo de maratón en 1995, no fue el único histórico en la prueba de 21,097 km, ya que Chema Martínez, que minutos antes había conseguido el tercer puesto en la Carrera ProFuturo 5K, decidió completar las dos carreras, para deleite de los aficionados.

En esta carrera de cinco kilómetros participaron igualmente el mejor atleta español de todos los tiempos, Fermín Cacho, y el bicampeón del mundo de maratón, Abel Antón. También estuvo presente Carmen Valero, la mejor corredora española de todos los tiempos, por lo que el Movistar Medio Maratón de Madrid se convirtió en una cita atlética de sobresaliente reuniendo a una constelación de estrellas nacionales.

La salida de la Carrera Profuturo 5K tuvo lugar 20 minutos antes que la prueba de larga distancia. Los ganadores fueron Álex Jiménez y Marina Martín. Los podios los completaron Miguel Del Pozo, Chema Martínez, Rebeca Montes y Noelia García. Esta prueba está impulsada por ProFuturo, el proyecto educativo de la Fundación Telefónica y Fundación Bancaria “la Caixa”, que tiene como objetivo proporcionar una experiencia educativa de calidad a más de diez millones de niños en zonas vulnerables en 2020 y reducir así la brecha de la educación a nivel mundial. Actualmente, ProFuturo está presente en 23 países de África, América Latina y Asia. En su tercera edición, ha logrado una recaudación de 18.000 euros, una cantidad que se destinará a la implementación de programas educativos en zonas desatendidas de cualquier rincón del planeta.

La carrera más conectada de la historia

Uno de los objetivos principales de Movistar patrocinando esta carrera fue poner a disposición de los corredores todas sus capacidades tecnológicas, especialmente las basadas en tecnología Internet of Things (Iot). Como principal novedad, el área de Iot de Telefónica desarrolló un Tracker Watch, un dispositivo que acompañó durante todo el recorrido a cerca de un millar de personas, pudiendo acceder a él por sorteo. Este dispositivo, muy ligero y en formato reloj, funciona sin necesidad de llevar el móvil y proporciona multitud de ventajas al corredor: Localización en tiempo real, botón del pánico en caso de incidencia o necesidad de asistencia, configuración de alertas en caso de movimiento, caídas o salidas de zona segura, batería de larga duración, resistencia al agua, localización indoor optimizada con WiFi tracking y Bluetooth, etc. El tracker lleva incluida una tarjeta SIM, lo que le permite estar conectado en todo momento y ofrecer a sus allegados su localización y grado de avance en el recorrido.

A lo largo del circuito se instalaron varias pantallas de led de pixel pitch de 5 mm, de 2 x 1,68 metros, para mostrar imágenes relacionadas con la prueba y mostrar mensajes personalizados que llegaron a los corredores. Para los profesionales, se diseñaron unos dispositivos ligeros que transmitieron en tiempo real dónde se encontraban y la velocidad a la que se movieron. Estos mismos dispositivos IoT se implantaron en las bicicletas que acompañaron a los líderes, en las liebres de la carrera y en determinados grupos de corredores, con el objetivo de completar la información ofrecida en la app diseñada para la ocasión. Esto mejoró el seguimiento de los atletas y ofreció información muy relevante para que LUCA (la unidad “big data” de Telefónica) pueda analizar toda la información de los corredores y realizar estudios posteriores de ritmos según tramo de carrera, utilización de avituallamientos, ruta óptima, etc. Por último, la carrera aplicó técnicas de reconocimiento facial de los corredores para asociar las fotografías a cada persona que disputó la prueba.

Para más información, pinche aquí.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS