Un test permite medir las lesiones de los deportistas

Investigadores de SM Genomics, entidad que proviene de la Universidad de Barcelona, ha creado un test revolucionario para el deporte amateur. Evalua la predisposición de un deportista a sufrir lesiones.

SM Genomics acaba de abrir una ronda de financiación de 450.000€ para introducir en el mercado del deporte amateur español su “Informe Genético de Lesionabilidad” (IGL). Oriol Llampayas, su cofundador y director general, ha explicado que el objetivo “no es solamente hacer llegar el IGL al deportista amateur que realiza deporte regularmente, sino que la sociedad participe, contribuya y obtenga un beneficio deportivo y económico con nuestro proyecto. Ésta es la razón por la cual hemos lanzado la campaña de equity crowdfunding, puesto que permite que familiares, amigos o toda persona interesada en esta iniciativa pueda invertir cantidades modestas a cambio de una participación en la empresa”.

En 2009, la Dra. Rosa Artells (investigadora especialista en genética y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona) y el Dr. Ricard Pruna (médico del F.C.Barcelona), iniciaron una investigación para estudiar la influencia del componente genético en las lesiones de partes blandas (músculos, ligamentos y tendones) producidas por el mecanismo de no contacto. Este trabajo se materializó en la tesis doctoral del Dr. Pruna, la publicación de varios artículos científicos y el XV Premio Nacional de Investigación de Medicina del Deporte.

Resultados significativos en estudios posteriores dentro de la misma área dieron lugar a la patente de la UB, EP15382132.7 “Genetic markers as intrinsic risk factores related tono hombro injurias”, que se ha transferido en exclusiva a SM Genomics, creada en 2013 como spin-off de la UB por Rosa Artells y Oriol Llampayas para dar continuidad al proyecto dado su gran potencial.

A partir de la tecnología patentada, la biotech ha desarrollado el Informe Genético de Lesionabilidad. El test está basado en el análisis de un conjunto de polimorfismos (SNPs) claves relacionados con riesgo de sufrir lesiones y se realiza a partir de ADN obtenido de la saliva del deportista.

Artells ha señalado que “el análisis genético proporciona una información fiable, objetiva e invariable que, aplicada al deporte, nos permite evaluar la predisposición a sufrir lesiones. A partir de aquí, gracias al IGL se pueden diseñar protocolos de entrenamiento personalizados, basados en los resultados obtenidos, que ayudan al deportista profesional a mejorar su rendimiento, gracias a una mejor prevención orientada a reducir el riesgo de sufrir lesiones, disminuir su gravedad y los tiempos de recuperación”.

Llampayas  ha manifestado que “ahora queremos acercar al deportista no profesional nuestro servicio y experiencia profesional en la aplicación de la genética al deporte para que pueda realizar una práctica deportiva correcta y equilibrada reduciendo sus efectos negativos a medio y largo plazo. Hacer deporte tiene numerosos efectos positivos, pero si no se practica de forma correcta y en función de las características físicas y antropométricas de cada persona puede tener también importantes efectos negativos: Lesiones, artrosis prematura, tratamiento ortopédico, cirugía, absentismo, gasto económico, dolor y malestar y muchos otros que, en algunos casos, derivan en el abandono de propia actividad física”.

En la actualidad, SM Genomics ya está comercializando el test en el mercado nacional y europeo del fútbol profesional y está a punto de cerrar acuerdos de colaboración científica con algunas de las principales entidades deportivas públicas y privadas de Cataluña. Los recursos obtenidos con esta inyección de capital estarán destinados a la realización de acciones de marketing, contratación de personal e inversión en equipamiento, con el objetivo de estandarizar procesos y reducir costes para introducir en el mercado español del deporte amateur el IGL a finales de este 2015.

En la foto, de izquierda a derecha: Rosa Artells y Oriol Llampayas.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS