El sedentarismo en la infancia aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca

La Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) ha realizado un estudio sobre el sedentarismo infantil. Se demuestra que la carencia de actividad física durante los primeros años de vida puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca en el futuro. Los investigadores opinan que es necesario crear nuevas iniciativas para aumentar el ejercicio físico que realizan los menores.

A través de este estudio se ha mostrado por primera vez que los factores de la enfermedad cardiaca (conocidos como síndrome metabólico) en los adolescentes están relacionados con tener menores niveles de actividad y aptitudes físicas en la infancia. El síndrome metabólico incluye como factores de riesgo a la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto y la obesidad.

El director de esta investigación y profesor de la Universidad de Carolina del Norte, Robert McMurray, aseguró que "muchos de los factores del síndrome metabólico se desarrollan a una edad temprana, antes de la adolescencia. Si somos capaces de determinar qué jóvenes se encuentran bajo un alto riesgo de síndrome metabólico, sería beneficioso para llevar a cabo métodos de prevención. Es necesario desarrollar nuevas iniciativas que aumenten la práctica de ejercicio durante la infancia”.

En el estudio participaron cerca de 400 menores de entre siete y diez años, a quienes se les registró la condición física aeróbica, el índice de masa muscular, la presión sanguínea y el contenido de grasas en la sangre.

North Carolina at Chapel Hill

Después de siete años de análisis, casi la mitad de los adolescentes estudiados había desarrollado al menos una de las características del síndrome metabólico y el 5% sufría este trastorno. Aquellos que lo padecían eran seis veces más propensos a haber tenido bajos niveles de actividad física cuando eran niños. Además, tenían los mayores niveles en el índice de masa corporal y en colesterol.

Los adolescentes con síndrome metabólico tenían los niveles de condición física por debajo de la media nacional, incluso a los siete años de edad. Los descubrimientos revelaron que la práctica o no de actividad física durante la infancia es un fuerte indicador del desarrollo de enfermedad cardiaca en los años posteriores de vida.

McMurray concluyó afirmando que los niños viven en la actualidad con un estilo de vida sedentario y que son propensos a la obesidad: "Es el primer estudio que examina la importancia de los niveles de condición física infantil sobre el metabolismo en la adolescencia. Antes no sabíamos si los bajos niveles de condición física eran una influencia y ahora es obvio que existe un vínculo y, por ello, debemos prestarle atención. Hay que promover que nuestros niños se mantengan en forma o sufrirán las consecuencias en el futuro".


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS