El Ayuntamiento de Coslada no abrirá este año las piscinas de verano, debido a la crisis sanitaria del Covid-19. En su lugar, los vecinos podrán disfrutar, del 1 de julio al 30 de agosto, de las piscinas climatizadas.

Los usuarios tendrán a su disposición todas las medidas de seguridad necesarias para preservar su salud. Podrán acceder a ella a través de cita previa telefónica o presencial en el turno que haya disponible, presentando el DNI y el número de teléfono. Para evitar dificultades en los accesos, se han eliminado todos los descuentos y solo se admitirá una reserva por jornada.

Se podrá acceder a los vestuarios 15 minutos antes y después del horario elegido, aunque los responsables municipales recomiendan llevar solo lo imprescindible, ya que no habrá servicio de guardarropa. Las pertenencias se deberán guardar en una bolsa o mochila, que, a su vez, se guardará en una bolsa de plástico de un solo uso y que se tirará al salir de la piscina.

Una vez en el recinto, los asistentes podrán usar las tres piscinas disponibles (deportiva, recreativa y de enseñanza), bajo la atenta supervisión de los socorristas.

El consistorio ha creído conveniente que, dada la situación que se vive en el país, aun habiendo entrado en la nueva normalidad, es mejor no abrir las piscinas de verano El Cerro, sino las climatizadas, para evitar aglomeraciones y minimizar los posibles contagios.