El programa Embarazo Activo se instala en la cárcel de Aranjuez

La cárcel de Aranjuez ha sido la primera en España en impartir las sesiones del programa Embarazo Activo. Se beneficiarán las embarazadas, madres recientes y bebés menores de un año.

Esta iniciativa se desarrolló entre los años 2012 y 2014 en prisiones de Argentina. Los responsables presentaron el proyecto al Ministerio del Interior y, desde la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, dieron la autorización para ponerlo en marcha en España.

Las sesiones consisten en clases de ejercicio para embarazadas y mamás con niños menores de un año de vida. Las madres también pueden estar acompañadas por sus hijos hasta los tres años, aunque son muy pocas las que lo hacen.

Se realizan actividades al aire libre, en el patio del Pabellón 1 y 2 de la Unidad de Familias. La institución penitenciaria cuenta con elementos básicos para desarrollar los ejercicios, como colchonetas, algunas pelotas y equipo de música. Las clases tienen una duración de una hora aproximada. Después, se imparten talleres sobre diferentes temas, como masajes para bebés “Shantala”, lactancia, nutrición o cuidados del recién nacido, entre otros.

La monitora Mariela Villar asegura que “aunque a veces les cuesta mucho mantener la atención, si es algo que les interesa, se entusiasman. Hay un grupo que se han convertido en las más fieles. Incluso repiten la actividad los días que no voy. Las mamás de postparto también hacen ejercicios hipopresivos”.

Las reclusas comienzan a valorar la actividad física como un medio para poder estar mejor y lo consideran una forma de vincularse entre sí. Otra actividad menos sana que se utiliza para establecer relaciones es el tabaco (el 90% de la población carcelaria fuma).

Por medio de los talleres de masajes para bebés se comienza a afianzar el vínculo entre ambos y los bebés están más relajados. Cuando se hizo la actividad en Argentina, se pudo ver que, gracias a esta práctica, se pudo prolongar algunos meses más la lactancia materna.

Villar explica que “al comienzo del taller, las madres están con los puños cerrados y apretados de la tensión, luego se van relajando y abriendo las manos”.

Para poder extender la actividad se tendrá que tener en cuenta los centros penitenciarios de mujeres con niños, y formar a profesores que estén a cargo de la actividad y sepan trabajar con embarazadas y mamás recientes.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS