Lete dio las medallas del Mérito Deportivo a tres karatekas

El presidente del CSD, José Ramón Lete, entregó las medallas de bronce de la Real Orden del Mérito Deportivo a los karatekas Francisco Javier Lezcano, José Luis Lezcano y Ana María Ibarrondo.

El acto se celebró el pasado jueves, 22 de marzo, en Vitoria, en la Delegación del Gobierno en el País Vasco. Asistieron también Javier De Andrés (delegado del Gobierno), Antón Sáenz de Santamaría (subdelegado en Álava) y Gorka Urtaran (alcalde de Vitoria-Gasteiz).

Los tres deportistas alaveses proceden del gimnasio Ying-Yang, que cuenta con más de cien campeonatos de Euskadi. José Luis Lezcano tiene el séptimo Dan de Kárate y es director técnico del club. Además, ha sido árbitro mundial KWF, seleccionador alavés FTAK y seleccionador femenino FVK. Por su parte, Francisco Javier Lezcano cuenta con el sexto grado y medallas en competiciones autonómicas, nacionales, europeas y mundiales. Ana María Ibarrondo ha sido la primera alavesa en conseguir el cinturón negro 1º Dan en la modalidad de kick-boxing, además de contar con el cuarto grado en kárate.

Estas medallas se conceden anualmente por el CSD con el fin de reconocer a las personas que se hayan distinguido notoriamente en la práctica del Deporte, en el fomento y enseñanzas de la Educación Física, o que hayan prestado eminentes servicios en la investigación, difusión, organización y desarrollo de Cultura Física y del Deporte. Esta distinción cuenta con las categoría de Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo, como máxima condecoración, y Medalla de Oro, Medalla de Plata y Medalla de Bronce, como las distinciones más altas posibles.

Otros deportistas que recibieron este mismo galardón en años anteriores fueron Alba Torres, Azahara Muñoz, Carolina Marín, Mario Mola, Máverick Viñales, Pol Espargaró o Carlos Velasco Carballo.

En la foto, de izquierda a derecha: José Luis Lezcano, Javier Lezcano, José Ramón Lete, Ana María Ibarrondo, Javier De Andrés, Gorka Urtaran, Antón Sáenz de Santamaría.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS