Sant Boi de Llobregat implanta un programa de hábitos saludables

El Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat, junto a la Fundación Gasol, ha puesto en marcha un proyecto de investigación e intervención dirigido a la población infantil del municipio. El objetivo es combatir el sobrepeso y la obesidad.

 El programa cuenta con la participación de 13 centros escolares de la localidad y ya ha reclutado a 854 niños, de entre tres y seis años, desde 2015. Se prevé alcanzar los 2.000 menores en el año 2020, cuando finalice el estudio.

Santi F. Gómez (investigador principal del proyecto y responsable de programas de la Gasol Foundation) explica que “el proyecto Sant Boi Sano es el cerebro de una estrategia más global y es la fuente de captación de los datos”. Esta iniciativa de investigación, que involucra a todos los actores del municipio (servicios sociales, entidades de ocio y deporte, etc.), analiza los hábitos de vida de los niños incluidos en la cohorte y de sus familias e interviene para mejorar sus condiciones de salud.

Hasta el momento, los investigadores han estudiado las características basales de los menores y han detectado que el 27% de la población evaluada padecía exceso de peso. “Es una cifra muy alarmante porque son niños muy pequeños, de menos de seis años. Esto pone de manifiesto la necesidad de intervenir en la pequeña infancia”, valora Gómez. Según la Encuesta de Salud de Cataluña, más de un tercio (36,3%) de los menores catalanes de entre seis y 12 años tienen problemas de obesidad o sobrepeso.

Para reducir estas alarmantes cifras y promover la actividad física y la buena alimentación, se han organizado talleres de hábitos saludables, como el viaje a la Galaxia Saludable, en los que incorporan también a las familias. Gómez avisa de que “los determinantes sociales juegan un papel clave en la mayor o menor prevalencia del sobrepeso o la obesidad”.

De hecho, el estudio ya ha detectado diferencias entre barrios que pueden estar vinculadas al nivel socioeconómico de las familias: “Hay un gradiente claro que es el nivel de estudios de los padres y las cifras de sobrepeso de los hijos. Por eso las familias tienen un peso específico, aunque nosotros trabajamos en modelos arcoíris donde las causas vienen desde determinantes genéticos hasta estilos de vida familiares o externos”, puntualiza el experto. Las intervenciones trascenderán el ámbito familiar y los investigadores ya prevén que alcancen los campus de verano el año que viene. “Queremos transformarlos en campus saludables y que los centros deportivos sean también entidades promotoras de la salud”, agrega Gómez.

Las intervenciones han empezado a surtir efecto y las cifras de sobrepeso comienzan a reducirse, aunque Gómez se muestra prudente: “No nos atrevemos a asegurarlo porque necesitamos un estudio más longitudinal. Vemos tendencias favorables: En dos años de seguimiento, las cifras de sobrepeso disminuyen”.

Para más información, pinche aquí.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS