La Junta amplía los Proyectos Escolares Saludables

La Junta de Castilla-La Mancha amplía los Proyectos Escolares Saludables para el próximo curso académico. Actualmente, se desarrollan en 123 centros con más de 45.000 alumnos implicados.

La nueva convocatoria se publicará a finales del presente curso, durante el mes de junio. La iniciativa pretende reunir al máximo número de colegios posibles dentro de la región, implicando tanto al alumnado, como al profesorado y las familias.

La principal apuesta es asegurar la realización de 60 minutos de actividad física en los centros escolares adscritos, para hacer frente a uno de los grandes problemas de la sociedad actual: Las elevadas tasas de obesidad y sedentarismo en la población infantil y juvenil de todo el país. Además, pretende crear hábitos saludables mediante la adquisición de conocimientos y habilidades y contribuir, a su vez, al desarrollo profesional del profesorado de Educación Física.

Los Proyectos Escolares Saludables se implantaron, por primera vez, en el pasado curso 2016/2017, con la intención de desarrollarlos poco a poco durante tres cursos consecutivos. Dada la buena acogida que ha tenido en la comunidad educativa, la Junta apuesta por un tercer año, en el que esperan seguir expandiéndose.

La Concejalía de Juventud y Deportes presentó oficialmente la ampliación del programa el pasado 12 de febrero, en la Comisión de Educación, Cultura y Deportes de las Cortes de Castilla-La Mancha. Juan Ramón Amores (director general de Juventud y Deportes) destacó “la implicación de toda la comunidad educativa, el desarrollo de un plan de formación del profesorado de los centros participantes y la creación de una red de centros docentes saludables”, como principales factores para el éxito de esta iniciativa. También quiso agradecer, expresamente, “la labor de los 1.572 docentes implicados en el desarrollo de estos programas. Sin ellos, sin su implicación, sin sus ganas de seguir formándose, sin el cariño que tienen hacia su alumnado, nunca conseguiríamos llegar a buen puerto”.

Esta actividad se fundamenta en el modelo Comprehensive School Physical Activity Program (CSPAP), de origen norteamericano, ampliamente contrastado en el campo científico, que se base en aportar de forma sistemática oportunidades de actividad física más allá de la propia clase y que consta de varios componentes clave: Educación Física de calidad, actividad física organizada durante los recreos y durante la jornada escolar, ejercicio antes y después del horario lectivo, implicación del claustro de profesores y participación de familias y la comunidad educativa.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS