Universidad Zaragoza se une a Kilómetros de solidaridad

La Universidad de Zaragoza se ha unido al proyecto "Kilómetros de solidaridad", de la ONG “Save the Children”. El objetivo es fomentar el ejercicio en los alumnos y ayudar a los niños víctimas de guerras.

Esta iniciativa solidaria está dirigida a los alumnos de primaria y secundaria de los centros escolares, con el fin de promover el ejercicio físico y, a su vez, conseguir fondos para convertir las escuelas de las zonas inmersas en conflictos bélicos en espacios seguros.

“Kilómetros de solidaridad” se desarrolla desde hace quince años en centros educativos de toda España, mediante una carrera en la que los alumnos participan de forma solidaria para alcanzar un reto propuesto por ellos mismos, con el que consiguen la ayuda económica de patrocinadores de su entorno para niños víctimas de la guerra.

La nueva edición de este proyecto se presentó en Zaragoza el pasado 4 de diciembre, con el objetivo de promover desde las aulas universitarias esta actividad. Pilar Zaragoza (vicerrectora de Transferencia e Innovación Tecnológica) y Juan Guilló (responsable del programa educativo de Save The Children) fueron los encargados de presentar los resultados del convenio firmado por ambas entidades.

El Grupo de Investigación de Referencia EFYPAF lleva a cabo la realización de un folleto con la propuesta metodológica de la carrera de larga duración, sobre la que llevan años investigando, y que conjugan con el proyecto solidario. Tal y como han explicado desde el grupo de investigación, la carrera de larga duración es una actividad individual que tiene como finalidad para el alumnado correr o andar rápido durante un tiempo prolongado al 75 % de su velocidad máxima aeróbica a un ritmo uniforme, de forma que sea capaz de regular y dosificar el esfuerzo con eficacia y seguridad.

De esta forma, se contribuye a que, con ayuda del profesorado, los alumnos conozcan sus límites y la gestión de sus capacidades en este tipo de tareas, para establecer proyectos y retos.

Como parte del convenio, el grupo de investigación creará, también un proyecto educativo que explique las diferentes etapas de esta actividad en alumnos de educación primaria y secundaria, y realizará un vídeo tutorial donde se explique su metodología.
Además, el acuerdo incluye la implicación de los estudiantes de la mención de Educación Física de los campus de Huesca y Teruel, que llevaron a cabo esta actividad el pasado mes de noviembre y que consiguieron recaudar 1.175 euros para la causa.

Juan Guilló explicó que “la escuela se ha convertido en un arma de guerra porque han descubierto que si las bombardean provocan el desplazamiento de la población", y Pilar Zaragoza manifestó que “esta colaboración es un reflejo de cómo el trabajo y conocimiento de los grupos de investigación se transfiere y tiene un efecto social”.

Con la introducción de esta actividad en las aulas universitarias se busca que los futuros docentes promuevan esta actividad, en la que ya han participado 700.000 niños de 3.000 centros españoles desde su puesta en marcha. Solamente el curso pasado se implicaron en este proyecto solidario, en Aragón, 89 centros educativos, 14.000 alumnos y 1.100 profesores, que consiguieron recaudar 30.510 euros para la educación niños y niñas víctimas de la guerra.

Para más información, pinche aquí.

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS